Noticias

Enterate de todo lo que pasa.

RÍTMICA: "No importa en qué tiempo se llegue, lo importante es no dejar de avanzar" (Ayelén Páez Pieri, entrenadora)

RÍTMICA:

A los 24 años, Ayelén Páez Pieri, una de las últimas gimnastas cordobesas que logró trascender fronteras afuera, pensó que su paso por la rítmica había concluido. Pero regresó para transmitir experiencias en el Club Municipalidad, donde colabora con la entrenadora de elite del club, Vanina Lorefice.

Sus historial puro registra 2 medallas de plata y 1 de bronce en los Juegos Odesur (como Mayor), además de ser campeona sudamericana absoluta con 5 medallas de oro (en infantil) y ser Sub Campeona Panamericana con 3 platas (en juvenil). Y el Premio TALENTO 2014, el año de su retiro.

"Cuando dejé de competir pensé que había cerrado la puerta de la rítmica para siempre -confiesa Ayelén-, pero otra vez la gimnasia volvió a mi vida. Muchas veces me preguntaban cuando iba a empezar a dar clases, porque había muchas nenas que ansiaban que les trasmitiera un poco de mi experiencia. Y así fue que un día me animé. La vida me devolvió al club que me hizo volver a amar este deporte".

Su historia no es muy diferente a la de muchas otras chicas que buscan trascender: "Le dediqué prácticamente toda mi vida a este deporte, desde los 5 años hasta los 21. Creo haber conocido bastante de este 'mundillo' en esos 16 años. Eso es lo que pretendo transmitirles a las nenas: mi experiencia". 

Sin embargo, como docente, apunta a revelar cómo fue ese camino: "El deporte es la mejor escuela de vida, me formó en constancia, disciplina, esfuerzo, dedicación, y luego aprendí a aplicar todo eso a los demás ámbitos. Quiero ayudar a formar deportistas con pasión, desarrollo intelectual, coraje y mucho amor por lo que hacen".

¿Qué fue lo que te dio impulso y te permitir alcanzar esos logros? "Estoy segura de que llegué a tener tanto roce internacional con resultados, en primer lugar por creer en mí y por tener un equipo detrás apoyando eso. Con esa convicción, mucho trabajo y dedicación, entendí que si alguien logra algo grande, es porque todos tenemos la misma posibilidad. No importa en qué tiempo se llegue, lo importante es no dejar de avanzar. Cada vez que pasaba una serie en la pedana era un torneo para mí. Las medalla se ganan en los entrenamientos, el día del torneo sólo se pasa a buscarlas. Seguramente esa mentalidad fue la clave para el éxito, y es lo que les hace falta a las gimnastas de hoy".

Y aclara: "La gimnasia rítmica es un deporte de muy corta edad. Eso lo hace muy duro. Son apenas niñas cuando empiezan a practicarlo. Pero es esa la etapa más importante para explotar: depende de cada niña el grado de madurez para poder comprenderlo, pero se nace con la rítmica. Mientras antes comiencen es mejor".

Cada vez que va al Club Municipalidad y trabaja con las niñas, actualiza su sueño: "Como entrenadora sueño con que mis gimnastas sean felices, amen y disfruten de lo que hacen, y se sientan realizadas consigo mismas. Ese es el camino al éxito, luego los resultados llegan solos".
Volver a Noticias de Rítmica